¿En qué momento dejé de quererte?

¿En qué momento? ¿Cuándo pasó? Ya no te encontraba en mi mente al despejar las sábanas de mi cuerpo.C'est fini. Aunque parezca mentira, mi corazón se rompía en cachitos minúsculos tras el tuyo. Quién sabe por qué.

Y es que en realidad estoy agotado, vencido, como si mi cabeza no diera para más. Y me dio por pensar que ahora viene Semana Santa pero enseguida recordé que ya no soy universitario...

¿Acaso es el amor una batalla de la que nadie sale victorioso?

8 frigorías:

Anónimo dijo...

Sí, nadie sale victorioso...

el inquilino del bajo dijo...

Bueno, menos tú.

Anónimo dijo...

No, no...
Nadie!!!

Lorena Ferrer dijo...

digo yo que alguien si no??aunque no es mi caso!!

Rebeca dijo...

Me suena esta historia, y esa voz (Ismael siempre tan embriagador, no sé que tendrá...).

En cuanto al resto, el otro día tuve una conversación reveladora justo antes de la última copa: los finales felices no existen, sino no serían finales, serían el comienzo de otra cosa (aunque a saber de que). Pero el resto de historias acaban en el contenedor verde con el resto de las botellas rotas. C'est la vie...

Estela dijo...

Claro que sí!! el amor es un riesgo siempre, pero ganar no es imposible, a mi me gusta pensar que alguna vez encontraré a esa persona con la que envejeceré y seré como esos abuelillos que salen a pasear juntos y que después de 50 años juntos aún quieren cogerse de la mano...
No pierdas la esperanza. Respecto a lo de cuándo se deja de querer...Yo creo que pasa sin más, igual que cuando te levantas un día y te das cuenta de que estás enamorado. Si esa persona hace más daño que bien, cuesta, pero al final dejas de querer...
un besitooo

*Irene* dijo...

Si no fue, es porque no tenía que ser... La vida es así, dejas de querer a alguien y no te das cuenta...

el inquilino del bajo dijo...

Supongo que todas tienen razón ;-)