Recopilando.


09 de octubre de 2008

Diario de a bordo.

Hoy todo se siente más lejos. Te siento más lejos. Aquí, entre termodinámica, relés de vigilancia y compresores se hace más difícil olvidarte. Sí, no poseemos mucho tiempo libre y siempre tenemos algo pendiente de revisar, pero extrañarte me ocasiona añoranza, postración rememorativa.

Conozco que es el destino que elegí, aunque no pertenecieras a mi vida y jamás pensara en encontrar algo que me hiciera odiar el olor tan fresco del mar, que me hiciera añorar la polución y las colas de espera en las grandes urbes y que me alejara tanto de querer descubrir nuevos secretos de las jóvenes plataformas continentales.

La aventura ya no me seduce y el mar sólo me recuerda tus ojos…


5 frigorías:

Anónimo dijo...

No comento nada porque no puedes interaccionar con extrañas...

espejosdeluz dijo...

avcees extrañamos lo que menos queremos extrañar .. o loq uqe menos pensamos que vamos a añorar...es asi . ojala tuviera solucion y los sentimientos y sensaciones se controlaran
besos mei

Lorena Ferrer dijo...

los sentimientos nos juegan malas pasadas, o tal vez sean buenas aunque no nos demos cuenta.

el inquilino del bajo dijo...

Anónima, como kieras.

Espejos de luz, sería mejor extrañar en cada momento lo que a uno le apeteciera...

Lorena, las emociones, la mayoría de veces, son una putada. Necesaria.

Rebeca dijo...

http://marwanblog.blogspot.com/2009/03/aunque-sea-algo-absurdo.html