Are you up to anything this evening?

Y estaba muy nervioso, aquella tarde me encontraba disparatado, enérgico. Como una falúa en alta mar, perdido, "desnortado".

Aquella mañana mi teléfono sonaba, como tantas y tantas veces, pero en el otro extremo de la comunicación te encontrabas tú. Quisiera describir mejor repercusión de tu nombre para mi corazón y singularmente la mejor expresión que me sobreviene es tú.

Un tú subyugante, provocador, recordatario de leso suplicio, de implantado dogma de mi propia religión.

Y notar como aquel cercado que había construido para tus palabras se desmoronaba con cada palabra, con cada suspiro, como si un gigante pisara levemente las vallas de cualquier diminuta casa. Y, curiosamente, sentirme igual que los habitantes de dicha casa, atemorizados por los pasos de ese gigante imaginario, vulnerable y lacerado sin siquiera un rasguño. Nunca el pasado predijo el futuro con tanta antelación.

Y todo brotaba en aquella conversación con espontaneidad, con firmeza y mis palabras, proscritas inherentes de mi mente, secundaban cada disculpa simulada que salía de tus labios.

Y acudí a la cita que me pediste, como si de una cita a ciegas se tratara pero conociendo, lastimosamente, el final de la Odisea más épica de la historia, de la cual ni Odiseo hubiera podido escapar.

6 frigorías:

Rebeca dijo...

Qué tendrá el pasado que tantas veces nos ata en corto...

A pesar de todo yo hoy por hoy reniego de la vida en espiral, de la vuelta a las heridas abiertas y me pongo a correr hacia delante. Pero claro está que cortar los lazos y seguir recto hacia lo desconocido no siempre es una decisión posible.

Allá cada cual con su modo y su manera, es sólo que yo me cansé de mirar tanto hacia atrás. Suerte con tu particular Odisea.

AnÓnimA dijo...

Como siempre me pierdo por el camino, yo deduzco mi propia interpretación, nada que ver con la tuya. Estoy segura...Por eso, te dejo un saludo.
Cuídate

el inquilino del bajo dijo...

Rebeca, de momento sigo una línea recta pero veremos lo que nos depara el futuro.

Anónima, eso, eso, tú a tu bola.

espejosdeluz dijo...

sigue tu odisea.. no mires pararas por que quedo alla y lo de adelante se vera

besos mei

AnÓnimA dijo...

sí, sí ¡qué remedio!

el inquilino del bajo dijo...

Espejosdeluz, haré lo que pueda.

Un beso.

Anónima, ohhh